Biomet is now Zimmer Biomet

X

 Mensaje de consentimiento

Este sitio web puede definir una o más cookies en su ordenador. Para información sobre cookies en general y las específicas que pueden ser definidas por este sitio web, lea nuestra Política de cookies. Para información sobre la gestión de cookies, incluyendo cómo evitar que se definan en su ordenador, visite el sitio web "All About Cookies" (Todo sobre cookies). Consideraremos el uso continuado de un sitio web de Biomet como una expresión de su consentimiento para permitirnos definir una o más cookies en su ordenador.
 

 

Biomet
 
 

Información para Pacientes y Cuidadores

La sustitución de la rodilla

La rodilla en sí no se sustituye, sólo el cartílago y las superficies de los huesos dañados. Los implantes de sustitución de rodilla incluyen un componente de aleación de metal en el extremo del fémur y la parte superior de la tibia con un componente de polietileno (plástico) entre ellos. El implante está diseñado para crear una nueva articulación con un movimiento suave que evite el doloroso contacto entre huesos. El cirujano decidirá si debe sustituir toda la rodilla o parte de la misma, dependiendo de su estado y hasta qué punto está afectada por la artritis.

       Rodilla sana                                Artroplastia parcial de rodilla                   Artroplastia total de rodilla 
 
 
¿Qué tipo de sustitución de rodilla es el adecuado?
 
Hay una gran variedad de diseños diferentes de sustitución de rodilla entre los que su cirujano puede elegir.
 
Los primeros diseños de sustitución de rodilla eran simples dispositivos articulables como bisagras. Sin embargo, la rodilla natural gira además de doblarse, por lo que estos primeros diseños solían fallar. La mayoría de diseños actuales sólo sustituyen la superficie de la articulación y no son articulables. Se basan en sus propios ligamentos existentes para mantener la estabilidad de la rodilla. En situaciones donde los ligamentos de la rodilla estén dañados, algunos diseños permiten utilizar componentes estabilizadores que reproducen algunas de las funciones de los ligamentos.
 
Con materiales más modernos y mejoras en las técnicas y la terapia con antibióticos, la operación de sustitución total de rodilla cada vez tiene más éxito y cuenta con una supervivencia del 98,9 % de los implantes según se ha indicado para varios tipos en 15 años (referencia: Ritter).
 
Sólo un cirujano ortopédico puede determinar cuál es el tratamiento adecuado. Los resultados individuales de la sustitución total de la articulación pueden variar. La duración de cualquier implante dependerá de su peso, edad, nivel de actividad y otros factores.
 
Tecnología mínimamente invasiva
 
Cirugía mínimamente invasiva Microplasty®: reducción del traumatismo de la rodilla 
 
Biomet fue la primera compañía ortopédica en introducir una técnica quirúrgica mínimamente invasiva para la sustitución total de rodilla. Nuestra instrumentación mínimamente invasiva Microplasty® puede ayudar a que el cirujano reduzca la incisión de 15-20 cm a 7-10 cm. Además, con esta técnica el cirujano afecta a una cantidad más reducida del tejido blando que rodea la rodilla. Como resultado, sus músculos, ligamentos y tendones sufren un traumatismo menor durante la operación. Esto puede ayudar a reducir el dolor postoperatorio, mejorar el tiempo de recuperación y volver a andar más rápido.
 
Las posibles ventajas del programa de rodilla Microplasty® son:
            •           Estancia en hospital más reducida
            •           Recuperación de la movilidad más rápida
            •           Aceleración del proceso de recuperación
            •           Menor pérdida de sangre
            •           Reducción de la cicatriz