Biomet is now Zimmer Biomet

X

 Mensaje de consentimiento

Este sitio web puede definir una o más cookies en su ordenador. Para información sobre cookies en general y las específicas que pueden ser definidas por este sitio web, lea nuestra Política de cookies. Para información sobre la gestión de cookies, incluyendo cómo evitar que se definan en su ordenador, visite el sitio web "All About Cookies" (Todo sobre cookies). Consideraremos el uso continuado de un sitio web de Biomet como una expresión de su consentimiento para permitirnos definir una o más cookies en su ordenador.
 

 

Biomet
 
 

Información para Pacientes y Cuidadores

La sustitución de cadera

El deterioro de las articulaciones puede afectar a todos los aspectos de la vida de una persona. Es común que la gente ignore los síntomas de la osteoartritis o artrosis en sus primeras etapas, pero a medida que avanza la enfermedad, actividades como caminar, conducir y permanecer de pie pueden ser complicadas, dolorosas y muy difíciles.

Normalmente la cirugía de sustitución de cadera es un procedimiento quirúrgico enormemente satisfactorio. La primera intervención de sustitución total de cadera se realizó hace más de 40 años y ha evolucionado con avances tecnológicos, de modo que millones de personas se someten a sustituciones de cadera cada año.

Esta información tiene fines educativos y no pretende sustituir la experiencia y el asesoramiento del cirujano ortopédico. Cualquier pregunta o preocupación que pueda tener deberá consultarla con su cirujano ortopédico.

¿Quién necesita someterse a una intervención de sustitución de cadera?

La artrosis de cadera suele afectar a personas de mediana edad y más ancianas. Los síntomas suelen variar de molestias leves a dolor grave e inmovilidad. El tratamiento de la artrosis de cadera se centra en la reducción del dolor y la mejora del movimiento de la articulación. Cuando los métodos de tratamiento no quirúrgicos no logran ofrecer el alivio adecuado, puede tenerse en cuenta la sustitución total de cadera.

Un cirujano ortopédico, especializado en el tratamiento de problemas óseos y articulatorios, decidirá si es candidato para una sustitución de cadera. El cirujano considerará su historial médico, medirá el rango de movimiento y la fuerza muscular de sus caderas y observará el modo en que se sienta, se inclina y se mueve. Además, se realizarán radiografías para determinar el nivel del daño en la articulación de la cadera. Si las radiografías muestran daños graves en la articulación y ningún otro medio de tratamiento ha logrado aliviarle, puede que el cirujano ortopédico sugiera la cirugía de sustitución de cadera.

La sustitución total de cadera ha evolucionado hasta convertirse en uno de los procedimientos médicos disponibles más predecibles y fiables. La sustitución total de articulación ha transformado la vida de muchos pacientes dándoles la oportunidad de volver a ser activos y experimentar menos dolor.

Tecnología mínimamente invasiva

Cirugía mínimamente invasiva Microplasty®: reducción del traumatismo de la cadera

Nuestro instrumental mínimamente invasivo Microplasty® puede ayudar a que el cirujano reduzca la incisión de 15-20 cm a 7-10 cm. Con esta técnica el cirujano a mantiene intacto una cantidad mayor de tejido blando que rodea la cadera. Como resultado, sus músculos, ligamentos y tendones sufren potencialmente un traumatismo menor durante la operación. Esto puede ayudar a reducir el dolor postoperatorio, mejorar el tiempo de recuperación y volver a andar más rápido. Nota: El tiempo de recuperación dependerá de su estado, su cumplimiento de las instrucciones del cirujano y otros factores.

Las posibles ventajas del programa de cadera Microplasty® son:

  • Estancia en hospital más reducida
  • Recuperación de la movilidad más rápida
  • Aceleración del proceso de recuperación
  • Menor pérdida de sangre
  • Reducción de la cicatriz